LA BIBLIOTECA DEL COLE

domingo, 7 de febrero de 2016

Respira, piensa y actúa

¡Hola a todos!

El pasado jueves volvimos a recibir a Neska en el colegio. Salimos a buscarla al hall y desde allí la acompañamos hasta nuestras clases.




Una vez dentro, la saludamos diciéndole con nuestra voz o con ayuda del Supertalker "Hola Neska" y  ella se acerca a nosotros para que podamos acariciarla. A veces, nos da un lametón en las manos y nos hace reír.



A continuación repasamos las normas de trabajo en el aula. Como ya nos las sabemos muy bien, esta semana nos las ha recordado Iker.



Después, todos juntos nos ponemos manos a la obra. Para ello, le pedimos a Neska que nos traiga a nuestro amigo el monstruo azul y el cuento con el que tenemos que trabajar. Esta semana teníamos varias sorpresas. Como nuestro amigo ya había aprendido a ponerse sus zapatillas, llegó al cole con ellas puestas. Y además, Neska nos trajo un cuento nuevo. ¡Esto pintaba muy bien!



En este nuevo cuento, nuestro amigo iba por primera vez al cole y aunque su maestra era muy simpática, no quería separarse de su mamá. Le daba miedo y estaba triste y asustado.





Una vez más, ¡teníamos que ayudarle!

Para ello, lo primero era calmarlo. Necesitábamos los números para contar y se los pedimos a Neska.








Cuando ya teníamos la serie de números del 1 al 5 formada y lista para contar, comenzamos a acariciarle la tripita a nuestro amigo. Mientras lo hacíamos contábamos y respirábamos profundamente con él.


Una vez relajado, ya podía pensar. Necesitábamos nuestro sombrero de pensar, así que Neska nos lo trajo. Y, con él puesto, se nos ocurrieron estos planes para ayudarle.
1.- Podía buscar un amigo para jugar
2.- Podía hacer un dibujo
3.- Podía pedirle un abrazo a su maestra.
Cada uno de los planes los colocamos sobre las alfombras de colores y Neska nos ayudó a elegir este plan: ¡El monstruo azul tenía que buscar un amigo!


Nosotros en el cole tenemos amigos con los que jugar, así que fue genial conocer al nuevo amigo de nuestro monstruo azul. Os lo presentamos. ¡Aquí tenéis a ELMO, el monstruo rojo!



El monstruo azul se puso muy contento. Ahora sí que lo iba a pasar bien en el colegio y ya no tenía miedo de separarse de su mamá.


Una vez más, ¡lo habíamos conseguido!. Habíamos enseñado a nuestro amigo a que cuando tenga un problema y se encuentre asustado, primero tiene que calmarse y respirar, después pensar un plan y finalmente actuar y ponerlo en práctica.

Tras todo este trabajo, como siempre ofrecimos agua a Neska y también comida que poníamos en nuestras manos.





Cómo ya habíamos terminado de trabajar, nos lavamos las manos con ayuda de nuestras auxiliares de clase.



Valoramos nuestra conducta según las normas que nos explicó Iker.



Y nos despedimos todos muy contentos cantando nuestra canción de despedida. ¡Adiós, adiós!
Como por la tarde celebrábamos el carnaval, nos ayudó a despedirnos un mago muy divertido.



Pero no terminamos aquí. El jueves por la tarde celebramos el carnaval.


Así que el viernes continuamos trabajando en clase con nuestras maestras. Recordamos el cuento con ayuda del iPad y lo trabajamos en la tele y en nuestras fichas de refuerzo.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario