domingo, 24 de abril de 2016

Respira, piensa y actúa

¡Hola a todos!

Una semana más Neska llegó al colegio con muchas ganas de trabajar con los chicos.
Esta semana Matías y Modivo fueron los encargados de salir a buscarla, colocarle la correa y acompañarla hasta sus aulas.




Una vez dentro, los chicos la saludaron uno por uno: "Hola Neska" y ella se acercaba a corresponderles el saludo.



Después, como todas las semanas, recordamos las normas de trabajo. Esta vez, los encargados de repasarlas fueron Enol e Iker.



Y, ahora sí, ya estábamos listos para empezar a trabajar. Le pedimos a Neska que nos trajese a nuestro amigo el monstruo azul.





Matías y Miguel, lo enseñaron a sus compañeros. Después, los chicos le pidieron a Neska que trajera el cuento para poder conocer qué aventura le sucedía esta vez.



En el cuento de esta semana nuestro amigo estaba en el recreo junto a sus compañeros. Todos querían tirarse por el tobogán. Nuestro amigo era el último de la fila y le molestaba esperar. Se ponía nervioso y se sentía frustrado y enfadado. 




¡Teníamos que ayudarle! Lo primero de todo era calmarlo. Para ello necesitábamos que Neska nos trajese los números para poder formar la serie del uno al cinco.






Una vez teníamos la serie completa, había que contar, respirar profundo y acariciarle la tripita al monstruo para que se calmase.


Estando calmado, podíamos ayudarle a pensar y a buscar una solución a su problema. Pero para eso necesitábamos nuestro sombrero de pensar, así que se lo pedimos a Neska.



Con el sombrero puesto en la cabeza, se nos ocurrieron los siguientes planes:
1.- Nuestro monstruo podía cantar una canción mientras esperaba su turno
2.- Podía volver a contar despacio, esta vez hasta diez, para entretenerse mientras esperaba su turno
3.- Podía pedirle ayuda a un adulto.

Todas estas ideas las colocamos sobre las alfombras de colores.





Después le pedimos a Neska que nos ayudase a elegir un plan. Para ello, Neska se sentó en una de las alfombras y así nos hizo saber qué solución quería que pusiésemos en práctica. ¡Todos la mirábamos muy atentos!





Neska eligió el siguiente plan: nuestro monstruo esperaría su turno contando hasta diez. 
En clase trabajamos una canción del enfado en la que contamos hasta diez para que se nos pase y así sentirnos mejor. Así que la escuchamos con nuestro monstruo y todos juntos contamos hasta diez en repetidas ocasiones hasta que le llegó su turno.



Nuestro amigo esperó fenomenal mientras se tiraban sus compañeros hasta que, finalmente, pudo hacerlo él.




¡Genial! ¡Una vez más lo habíamos conseguido!
Habíamos ayudado a nuestro amigo a esperar su turno relajado y calmado y ahora él estaba feliz.

Todo lo habíamos hecho con la ayuda de Neska, así que como todas las semanas para agradecerle su trabajo le ofrecimos agua y chuches que le gustan mucho.





Después, todos nos lavamos las manos con ayuda de nuestras auxiliares.


Y valoramos nuestra conducta.



También les pusimos una carita contenta a Neska, a Pepa y a Jesús. ¡Son un gran equipo!





 Y nos despedimos de ellos hasta la próxima semana. ¡Adiós, adiós!


Y, como ya todos sabéis, por la tarde continuamos trabajando en el aula con nuestras maestras.
Recordamos el cuento con el iPad.




Seguimos descubriendo con los Códigos QR los sentimientos de nuestro amigo el monstruo azul en diferentes escenas del cuento.






Y en la tele táctil ordenamos la secuencia temporal del cuento e identificamos los sentimientos de nuestro amigo.










Y, por último, realizamos fichas de refuerzo de lo trabajado.


¡Os esperamos la siguiente semana!
No os lo perdáis. Es el cumpleaños de Neska y le estamos preparando muchas sorpresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario