LA BIBLIOTECA DEL COLE

jueves, 19 de mayo de 2016

Respira, piensa y actúa

Hoy ha sido nuestra última sesión con Neska en el colegio. 
Tras quince semanas de muchas risas, emociones e intenso trabajo, nuestro proyecto de educación asistida con perros llega a su fin. Pero, cómo no podía ser de otra manera, en esta última sesión hemos tenido una sorpresa. Hemos conocido a un personaje nuevo. ¿Queréis saber quién es? Pues estad muy atentos a la historia de hoy.

Como cada jueves, Neska esperaba a los chicos en el hall del colegio. Hoy han salido a buscarla Matías y Jacobo. Le han puesto su correa y la han acompañado hasta sus respectivas aulas, donde la esperaban muy ilusionados el resto de compañeros.





Una vez dentro todos la han saludado muy contentos y Neska correspondía a su saludo con algún que otro lametón que les hacía reír. David, por ejemplo, lleva varías semanas contándonos mediante el sistema de comunicación que usa en su iPad  que quiere saludar a Neska y lo hace fenomenal.








Después, hemos repasado las normas de comportamiento. Ya todos nos las sabemos fenomenal y ayudamos a recordarlas.


Ahora sí, ya estábamos listos para trabajar. Lo primero de todo era pedirle a Neska que nos trajese al monstruo azul. Esta semana Enol y Abraham han sido los encargados de recogerlo y enseñárselo a sus compañeros.



Después, le hemos pedido a Neska que nos trajese el cuento. Todos queríamos conocer la aventura de esta semana.


Ya sabéis que cada cuento lo trabajamos durante tres semanas. Esto ayuda a que nuestros chicos lo vayan aprendiendo y cada vez participen más activamente en el mismo. 
En el cuento de hoy nuestro monstruo estaba en su casa. Tenía mucho sueño y quería dormir. Nuestros chicos le han preparado su habitación: su camita, su lámpara... Lo han arropado, le dado las buenas noches y...





Cuando era el momento de apagar la luz de su lámpara, nuestro amigo no quería. La oscuridad le daba miedo. Estaba muy asustado. Una vez más, ¡teníamos que ayudarle!
Nuestros chicos ya saben que lo primero de todo es calmarlo. Para ello, necesitamos los números. Como cada semana se los hemos pedido a Neska y, con ellos, hemos formado la serie del uno al cinco.









Cuando ya la teníamos preparada, nos hemos acercado al monstruo. Le hemos acariciado la tripita, hemos respirado profundo contando hasta cinco y, por fin, nuestro amigo se ha calmado. ¡Mirad que bien lo ha hecho Agustín!


Con el monstruo ya calmado, era el momento de pensar un plan.


Le hemos pedido a Neska el sombrero de pensar.



Y, con él puesto en la cabeza, se nos han ocurrido los siguientes planes que hemos ido colocando sobre las alfombras de colores.
1.- Nuestro amigo podía leer un cuento que le ayudase a relajarse.
2.- Nuestro amigo podía dormir abrazado a un osito de peluche.
3.- Nuestro amigo podía pedirle ayuda a su papá.



Después, hemos llamado a Neska y le hemos pedido que se sentara en una de las alfombras. Así nos ayudaría a elegir un plan para nuestro amigo. Neska ha elegido para sentarse la alfombra que contenía la siguiente solución: nuestro amigo pediría ayuda a su papá.




Todos hemos llamado muy fuerte al papá de nuestro amigo: ¡PAPÁ!


Él nos ha escuchado y ha venido enseguida. Bea y Modivo han sido los encargados de presentarlo al resto de compañeros. ¡Todos teníamos muchas ganas de conocerlo!



Enseguida el papá ha ido a la habitación de nuestro amigo el monstruo azul. Le ha acariciado la espalda a su hijo mientras todos cantábamos una canción que le ayudara a dormirse.



Por fin, nuestro amigo se ha dormido tranquilo y relajado junto a su papá. Todos lo hemos celebrado muy contentos y muy bajito para no despertarlo.


¡Una vez más, lo habíamos conseguido! Habíamos ayudado a nuestro amigo a resolver su problema y le habíamos enseñado que siempre puede pedir ayuda a sus papás.
Ahora era el momento de recompensar a Neska por lo bien que había trabajado. Como cada semana le hemos ofrecido agua y alguna que otra chuche que le encantan.




Después, Bea nos ha recordado en las normas que todos teníamos que lavarnos las manos tras terminar de jugar y de trabajar con Neska. Y así lo hemos hecho con ayuda de nuestras auxiliares.





Después, hemos valorado con las caritas de colores cómo nos hemos comportado.






Y, por último, nos hemos despedido de Neska y de Jesús hasta la próxima semana. Y es que aunque hoy hemos terminado el trabajo de nuestro proyecto de educación asistida con perros, nos queda lo mejor: ¡LA FIESTA DE DESPEDIDA!. 
Así que ¡no os la perdáis! Os esperamos a todos.




Y, cómo ya sabéis, por la tarde hemos seguido trabajando en el aula con nuestras maestras. Con ayuda del iPad hemos recordado el cuento.





También hemos realizado en la tele táctil actividades de secuenciación temporal de la historia y de identificación de las emociones del monstruo azul en diferentes escenas del cuento.
La semana pasada os contamos que estuvimos creando divertidos cuadros interactivos a través de la página http://www.sesamestreet.org. Esta semana, queremos mostraros algunos de nuestros diseños.








A lo largo de estos días os contaremos cómo están preparando nuestros chicos la fiesta de despedida.
Estad muy atentos al blog del colegio. ¡Adiós, adiós!

No hay comentarios:

Publicar un comentario