jueves, 15 de marzo de 2018

Proyecto de educación asistida con perros - Aula 3

Historia de las zapatillas

Un jueves más, Neska nos ha visitado en el colegio con muchas ganas de trabajar y de pasarlo muy bien todos juntos.

La encargada de recogerla y acompañarla hasta el aula ha sido Laura.


Todos teníamos un montón de ganas de saludarla y Neska se ha puesto muy contenta con nuestras caricias.







Pero enseguida hemos comenzado a trabajar. Lo primero que hemos hecho ha sido pedirle a Neska que nos trajera al monstruo azul. ¡Nos encanta!








A continuación, le hemos pedido a Neska que nos trajera el cuento. Durante tres semanas trabajamos el mismo cuento, pero el final siempre es diferente. Teníamos muchas ganas de saber qué iba a pasar hoy. 




Nuestro monstruo, una vez más, intentaba ponerse sus dos zapatillas rojas a la vez y, claro, no podía. Se enfadaba y se sentía frustrado. Así que de nuevo teníamos que ayudarle.
Lo primero de todo necesitaba calmarse. Para ello, teníamos que respirar, contar hasta cinco y acariciarle la tripita.
Le hemos pedido a Neska que nos trajese los números. Hemos preparado la serie para contar y, cuando ya la teníamos lista, todos juntos hemos respirado y hemos contado mientras Marcos le acariciaba la barriga.
















Nuestro monstruo ya estaba calmado. Ahora era el momento de pensar un plan. Pero para ello necesitábamos nuestro sombrero de pensar. Se lo hemos pedido a Neska y hoy la encargada de llevarlo ha sido Vera.




Ahora ya estábamos todos listos para pensar. Hemos puesto las alfombras de colores sobre el suelo y en cada una de ellas hemos colocado un plan.
Después le hemos pedido a Neska que se sentara en una para elegir cuál llevábamos a cabo.






Neska ha elegido la alfombra que contenía la siguiente solución: en lugar de ponerse las dos zapatillas a la vez, nuestro monstruo se pondría primero una y después otra.
Vera ha sido la encargada de ayudarle.




Nuestro monstruo por fin lo había conseguido y ahora estaba ya contento.
Todos juntos lo habíamos logrado una vez más.

Ahora era el momento de agradecerle a Neska su colaboración. Así que le hemos ofrecido agua y chuches.








Laura, le ha regalado un paquete de caramelos que hemos disfrutado todos juntos.  
Neska se ha puesto muy contenta.




Y, por último,  nos hemos despedido con una canción. ¡Hasta la próxima semana!


1 comentario: